Innovación en las empresas de alto rendimiento

03/07/2013 en 6:16 am | Publicado en Innovación, Management, Negocios | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

DirectricesParaPensamientosInnovadoresIBM ha realizado un estudio sobre los desencadenantes actuales de la innovación, denominado Insatiable Innovation. Con base en un análisis de pasados estudios IBM Global CEO, se han identificado prácticas de innovación en las empresas de los diferentes estudios que superan, consistentemente, al resto de empresas en el rendimiento financiero.

Del estudio se derivan algunas implicaciones claras:

  1. “Las prácticas del pasado no garantizan el éxito futuro: estamos en un entorno dinámico en el que la tecnología, la economía y la sociedad evolucionan rápidamente. Las prácticas del pasado ya no proporcionan resultados o valor aceptables. En un entorno rápidamente cambiante, es fundamental que las organizaciones no sean miopes, es decir, asumir que la innovación exitosa del pasado proporciona un modelo para la innovación exitosa del futuro. Se debe, por el contrario, identificar y aprovechar oportunidades productivas, independientemente de que se trate de nuevos productos, mejoras operativas, mejores experiencia de cliente o modelos de negocio alternativos.
  2. La agilidad se convierte en la recompensa del liderazgo: las nuevas tecnologías hacen más fácil la imitación, la globalización permite que aparezca competencia procedente de cualquier parte del mundo, y la convergencia significa que organizaciones en sectores industrias previamente no relacionados se están convirtiendo en competidores. En este entorno, la capacidad de ser ágil y sensible al rápido cambio originado en múltiples fuentes se convierte en un factor crítico de éxito. Para mantenerse a la vanguardia, la innovación debe ser continua, siempre buscando encontrar y aprovechar las nuevas oportunidades.
  3. La innovación disruptiva de hoy se convierte en el estándar de negocio del mañana: la historia reciente está llena de ejemplos de organizaciones que han identificado oportunidades de innovación, pero que han fallado en explotarlas por temor a canibalizar los negocios existentes. Estas organizaciones priorizan posicionamiento a corto plazo frente a la supervivencia a medio plazo. No debe existir miedo de dar saltos radicales. Deben buscarse oportunidades disruptivas e investigarlas con imparcialidad. Una pregunta ha de estar siempre  latente: ¿Si no lo hago yo, decidirá hacerlo un competidor existente o nuevo?
  4. Los socios amplian el abanico de posibilidades: la naturaleza de la asociación es cambiante; la competencia de hoy puede ser el socio de mañana. Los socios no necesitan ser otras organizaciones o instituciones, puesto que, perfectamente, se pueden encontrar entre comunidades de intereses, individuos, asociaciones de clientes o entidades sin ánimo de lucro. Una asociación exitosa amplía las capacidades de las organizaciones participantes más allá de sus posibilidades individuales, de tal forma que se deben perseguirse conjuntamente oportunidades de otra manera inalcanzables. Se deben identificar intereses comunes e invertir en entornos físicos y virtuales para facilitar la interacción. Una cultura compartida de la cooperación y la confianza es esencial para el éxito mutuo.
  5. La innovación es cosa de todos: debe ser parte integral de la descripción del trabajo de cada persona. Empleados y socios por igual deberían pensar en mejores formas de hacer cosas, nuevas oportunidades para productos y servicios, diferentes estructuras de precios y cambios radicales en mercados y modelos de negocio. Las ideas deben ser fomentadas, capturadas, evaluadas y explotadas si resultan útiles, no importa cuál sea su procedencia. Las conductas generadoras de valor deben ser alentadas y recompensadas. De esta forma, surgirá una cultura de innovación apropiada, creando un motor autosostenible de innovación y éxito.”

Y como conclusión fundamental:

“La innovación está viva y saludable en las organizaciones de mayor rendimiento. Estas organizaciones sobreviven y prosperan en entornos complejos y difíciles gracias a una combinación de innovaciones en productos, operativas y en modelos de negocio. Como quiera que los clientes y los ciudadanos de hoy en día tienen cada vez más poder para exigir ser servidos con inmediatez de acuerdo con sus deseos, aspiraciones y necesidades individuales, el futuro pertenece a las organizaciones que las comprendan y empleen el conocimiento y la tecnología para proporcionar un valor cada vez mayor. La innovación no se parece a lo era en la década de 1950. Pero pocas son las cosas que lo hacen. Ahora, la innovación es más colaborativa, abierta y continua que nunca, y sigue cambiando y evolucionando.”

Imagen compartida bajo licencia Creative Commons por Ross Mayfield.

Ánimo, hay mucho trabajo por hacer.

Cuatro modelos de relación entre las tecnologías de la información y los negocios

15/06/2011 en 6:39 am | Publicado en Management, Tecnologías de la información | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

1.- Modelo expansión.

Objetivo: ajustar y refinar los procesos de negocios y mejorar la colaboración.

Consecuencias para la gestión de las TIC´s:

  • Subcontratar para centrarse en la diferenciación.
  • Comunicar y colaborar internamente.
  • Enfoque en la gestión de procesos de negocio.
  • Revisar y actualizar los entornos heredados.

2.- Modelo transformación.

Objetivo: cambiar la cadena de valor de la industria mediante mejoras en las relaciones entre actores.

Consecuencias para la gestión de las TIC´s:

  • Utilizar grandes volúmenes de datos e información en tiempo real.
  • Simplificación dirigida a socios y clientes.
  • Mejorar y expandir la cadena de valor.
  • Usar modelos de gestión de riesgos.

2.- Modelo aprovechamiento.

Objetivo: racionalizar operaciones e incrementar la efectividad organizativa.

Consecuencias para la gestión de las TIC´s:

  • Estandarizar infraestructuras y procesos.
  • Control de costes heredados.
  • Implantar herramientas colaborativas.
  • Introducción cautelosa de nuevas tecnologías.

4.- Modelo pionero.

Objetivo: innovar radicalmente productos, servicios y modelos de negocio.

Consecuencias para la gestión de las TIC´s:

  • Experimentar el uso de la tecnología para obtener valor social.
  • Explorar nuevas fuentes de beneficios.
  • Mejorar la experiencia de cliente.
  • Perseguir crecimientos ininterrumpidos.

Extractado de The Essential CIO. Executive summary.

Ánimo, hay mucho trabajo por hacer.

Propuesta de acciones para modificar el sistema educativo

06/04/2010 en 6:00 am | Publicado en Actividades docentes | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

 

En un interesante documento: The future of learning: enabling economic growth IBM plantea varias políticas a desarrollar para impulsar la necesaria transformación de los sistemas educativos:

Adoptar y promover una visión del aprendizaje personal dentro de las instituciones y sistemas educativos, tanto para los estudiantes como para el personal docente. Esta visión fomentará un mejor uso de la información para la gestión y adaptación del proceso de aprendizaje de las personas dentro de las instituciones. Los maestros y profesores recibirán los recursos y herramientas que necesitan para ayudar al éxito de su población estudiantil. Servicios y herramientas que deberían soportar flexibilidad, personalización y posibilidad de migración del aprendizaje.

Establecer procesos centrados en los estudiantes, en vez de procesos centrados en las instituciones. Construir sistemas educativos más inteligentes va a requerir enfocarse en gestionar y mejorar la totalidad del proceso de aprendizaje permanente. Los datos y servicios comunes podrán ayudar a mejorar la calidad a través de mejores ideas, intervenciones y oportunidades.

Promover estándares y plataformas tecnológicas abiertos. Para conseguir aprendizaje personalizado y procesos centrados en el alumno, el entorno tecnológico debe ser construído sobre plataformas y normas comunes. La tecnología abierta y estandarizada permitirá al amplio mercado de proveedores comerciales, entidades sin ánimo de lucro y desarrolladores educativos, contribuir conjuntamente a la innovación. La interoperabilidad permitirá mejorar los servicios, aumentar la flexibilidad y reducir los costes, tanto dentro como entre las instituciones.

Consolidar los servicios a través de las instituciones y organismos. Los beneficios económicos de la nube informática (cloud computing) serán imposible de evitar en el futuro. Las organizaciones deben identificar sus competencias clave diferenciadas que definirán el servicio que se preste a los implicados. Algunos servicios serán ofrecidos por proveedores públicos y otros procederán de capacidades compartidas con otros actores del correspondiente sistema educativo estatal. Los servicios consolidados serán una palanca importante motor para reducir costes en los sistemas educativos y también ayudarán a facilitar un acceso más amplio. El acceso de los estudiantes a la tecnología ya no dependerá de las cargas técnicas, humanas y económicas que una institución pueda soportar. Los estudiantes de un estado o región pueden esperar que los servicios comunes se faciliten a través de la “nube educativa” proporcionada por el sistema.

 Apoyar la transformación de los sistemas educativos con todas las partes interesadas. Mejorar el resultado de los sistemas educativos no se logrará sólo con la participación de la propia comunidad educativa. Tanto empresarios como familias, entes públicos y organizaciones no gubernamentales deben participar activamente en el diálogo, contribuir a los esfuerzos de planificación, aportar recursos y rendir cuentas para conseguir el éxito del sistema completo.

Aunque enunciadas de una forma muy generalista, las propuestas contenidas en el documento son interesantes; el sistema educativo es un patrimonio de toda la sociedad y no puede quedar restringido a la posición dominante de una tecnología o de alguno de los actores del sistema. Sin embargo, resulta paradójico que un documento en el cual se defienden los estándares y contenidos abiertos se distribuya bajo copyright con todos los derechos reservados. De hecho, es más que posible que me haya excedido en la amplitud que el derecho de cita permite en nuestra normativa sobre propiedad intelectual. Ups!, creo que acabo de confesar una infracción; bueno, tal vez sirva para que se den cuenta de su enorme contradicción.

Ánimo, hay mucho trabajo por hacer.

La Internet de las cosas

23/02/2010 en 6:00 am | Publicado en Tecnologías de la información | 2 comentarios
Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

Objetos interconectados y dispositivos inteligentes.

Interner de las cosas
Imagen original de Erik Wilde, bajo licencia Creative Commons.

 

¿Una impresora de comida?

¿Un marcapasos que registra valores de tensión y flujos de sangre en el corazón?

¿Un stent que monitoriza el flujo de sangre que circula por su sección?

¿Un coche que autolimita la velocidad a la máxima permitida en cada momento en la vía por la que circula?

¿Un tren que informa de las paradas que va cubriendo?

¿Una planta que pide ser regada cuando lo necesita?

¿Un expediente que indica su localización en el archivo?

¿Ciencia ficción?

Es posible, pero seguro que no faltan muchos años para que sean situaciones fáctibles. De hecho, según el informe The Internet of things:Networked objects and smart devices de The Hammersmith Group, una consultora especializada en el sector inmobiliario, “la cuestión ya no es si resulta posible, más bien hay que preguntarse si la utilidad en cuestión tendrá suficientes clientes para compensar el pequeño y marginal coste del hardware”.

No se trata de una tarea sencilla, de hecho, según el profesor Michael Nelson, director de tecnología Internet en IBM y asesor de Al Gore, citado en el informe anteriormente mencionado: “intentar determinar el tamaño del mercado de la internet de las cosas es cómo tratar de determinar el mercado de los plásticos desde la perspectiva de 1940. En ese momento, era difícil imaginar que los plásticos podrían estar en cualquier lugar. Si se mira a la capacidad de procesamiento de esta misma manera, se podrá comenzar a ver el amplio rango de objetos en los cuales se pueden embeber procesadores, actuadores y lógica de actuación”.

La limitación parece trasladarse de la tecnología hacia la capacidad de imaginar, implementar y comercializar aplicaciones de interés. Se precisa practicar de manera sistemática el pensamiento inductivo, que ya aparecía definido en el best-seller de 1994 Reingeniería de la empresa, de Hammer y Champy, como “la capacidad de reconocer primero una solución poderosa y en seguida buscar los problemas que podría resolver, problemas que ni siquiera sabemos que existen”. Por aquel entonces, Internet estaba empezando a proyectarse masivamente hacia la sociedad, pero ya empezaban a aparecer visionarios que se anticipaban a lo que luego vendría y es que, según Albert von Szcent-Györgyi, descubridor de la vitamina C y premio Nobel de medicina en 1937: “ descubrir consiste en ver lo que todo el mundo ha visto y pensar en lo que nadie más ha pensado”, claro que ya Hammer y Champy identificaron en 1994 el concepto “las cosas informan acerca de dónde se encuentran” como una tecnología disruptiva sobre la que plantear soluciones de negocio poderosas.

¿Lo veremos? Estoy convencido de que si.

¿Qué opinais vosotros?

Ánimo, hay mucho trabajo por hacer. 

De la e- a la s-: llega la hora de la inteligencia distribuida

17/11/2009 en 6:37 am | Publicado en Tecnologías de la información | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , ,

En los últimos años del siglo XX se consideraba signo de modernidad digitalizar y tratar electrónicamente nuestras tareas más habituales. En esta época nacieron términos que ya forman parte de nuestro vocabulario cotidiano, como: e-mail, comercio electrónico, tramitación electrónica, y otros que no han alcanzado tanta popularidad: e-administración, e-medicina, e-democracia, etc.

Sin embargo, es muy posible que durante el siglo XXI veamos una transición de los términos e- hacia los términos s- (s; de smart, inteligencia). Es decir, los objetos que nos rodean están dotados de capacidad de actuación electrónica y, por tanto, de ser programados de una manera inteligente para obtener un mejor uso de sus capacidades, lo que se ha dado en llamar la “ internet de las cosas ”:

Con la continua evolución de la miniaturización y la reducción de costes, se está convirtiendo, no sólo tecnológicamente posible, sino también económicamente viable hacer más inteligentes los objetos cotidianos y conectar el mundo de las personas con el mundo de los objetos. La construcción de este nuevo entorno, sin embargo, plantea una serie de desafíos. En muchas áreas la estandarización tecnológica se encuentra todavía en su infancia, o permanece fragmentada. No es de extrañar que la gestión y el fomento de la rápida innovación tecnológica será un reto tanto para los gobiernos como para la industria. Pero quizás uno de los retos más importantes es convencer a los usuarios a adoptar tecnologías emergentes como la RFID. Las preocupaciones sobre la privacidad y la protección de datos están muy extendidas, especialmente cuando los sensores y etiquetas inteligentes pueden rastrear los movimientos de un usuario, sus hábitos y sus preferencias de forma continua.” Fuente: ITU Internet Reports 2005: The Internet of Things

Con todo esto no es, en absoluto, descabellado, pensar que al twittear nuestra salida del trabajo, el horno de nuestra cocina empiece a preparar el asado de nuestra comida, que se avise al vecino que trabaja dos manzanas más allá para que acuda al punto de recogida y que nuestro vehículo proceda en su lugar de estacionamiento y recarga eléctrica a desempañar los cristales (en invierno) o a refrigerar el habitáculo (en verano), sin gastar un combustible que más tarde precisaremos para reforzar la capacidad de utonomía de nuestra batería eléctrica recargable.

IBM, la sempiterna multinacional de las tecnologías de la información, que parece que vuelve a posiciones destacadas, después de años de ver amenazada su hegemonía por empresas más recientes: Microsoft, Google, Oracle, etc., lo tiene claro, ha visto las oportunidades de negocio y empieza a posicionarse en el mismo, soportando gran parte de sus campañas de promoción en el concepto “smart” con la elaboración de varios informes y documentos sobre el concepto de inteligencia aplicada a diferentes aspectos de la vida cotidiana.

Entre estos informes, destaca el dedicado a las ciudades inteligentes: A vision of smart cities , puesto que éstas serán los lugares en los cuales residan la mayor parte de las personas y en dónde se llevarán a cabo la mayoría de las transacciones comerciales del siglo XXI.

La visión transmitida en el informe es la de la ciudad como un sistema en el cual se desarrollan diferentes subsistemas, críticos para la vida y el confort de los ciudadanos, que será necesario gestionar más inteligentemente (o, dicho de otra manera, con menor desperdicio de recursos) que en la actualidad. Los subsistemas en los que se puede descomponer la actividad de una ciudad son:

  • Servicios de la ciudad, correspondientes a los que, típicamente, se asocian a la administración local: planificación, urbanismo, emergencias, …

  • Ciudadanos: seguridad física, salud, educación, etc.

  • Negocios: financiación, comercio, acceso a información, …

  • Transporte, por todos los medios y de todos los tipos.

  • Comunicaciones: telecomunicaciones.

  • Agua.

  • Energía

Ánimo, hay mucho trabajo por hacer.

Autoevaluación de la capacidad de creación de valor

13/04/2009 en 6:49 pm | Publicado en Innovación, Management, Negocios | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

En Succeeding in the new economic environment: Focus on value, opportunity, speed , IBM Global Business Services ha identificado las características clave que definen a las empresas que han sido capaces de mejorar su rendimiento de forma sustancialmente superior a la media.

Para ayudar a las empresas a mejorar su rendimiento y autoevaluar su capacidad de creación de valor han desarrollado un cuestionario útil e interesante:

 “ Are you ready?:

  •  ¿Se han tomado medidas urgentes para proteger los beneficios, conservar la tesorería y reducir costes, mientras se desarrolla e implementa una enfoque más estratégico cara al desempeño de estas tareas?
  • ¿Se conocen cuáles negocios, mercados, productos y clientes contribuyen en mayor medida al valor, crecimiento y beneficio de sus empresas? ¿Cuáles están claramente no alineados con la estrategia y deberían ser recortados?

  • ¿Se han revisado y priorizado las iniciativas de tal manera que no solamente se pueda sobrevivir, sino también aprovechar las oportunidades que se presentan en el nuevo entorno económico?

  • ¿Se están haciendo los costes más flexibles? ¿Se están considerando nuevas estrategias para la gestión de la fuerza de trabajo o modelos de negocio innovadores para conseguirlo?

  • ¿Se han reevaluado las estrategias de relación con los proveedores? ¿Está claro cuáles proveedores son estratégicos y cuáles estándar?”

Seguramente una respuesta meditada e internamente consensuada a las preguntas planteadas en el cuestionario de autoevaluación proporcionará muchas pautas para decidir entre las múltiples opciones estratégicas que se presentan.

 Ánimo, hay mucho trabajo por hacer.

Blog de WordPress.com. | El tema Pool.
Entries y comentarios feeds.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 60 seguidores