5 errores conceptuales frecuentes en estrategias de sostenibilidad

30/03/2011 en 6:15 am | Publicado en Innovación, Management, Sostenibilidad y medio ambiente | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , , , , , ,

Los cinco principales errores que las empresas suelen cometer en su camino hacia estrategias y productos más sostenibles:

1.- Suponer que lo “verde” va a costar un “ojo de la cara”.

Muchas empresas dudan en considerar la adopción de políticas medioambientalmente correctas porque asumen que la opción “verde” siempre va a ser más cara que otras alternativas. En algunos casos esto es cierto (por ejemplo, en las energías renovables, si no se considera el efecto de las primas a la producción), pero existen muchos ejemplos en los que adoptar decisiones de negocio ambientalmente responsables en realidad puede ahorrar dinero. Ejemplos de esto incluyen reducción del uso de papel, encontrar formas de reutilización y reciclaje de materiales en las operaciones productivas, búsqueda de ventajas fiscales, facilitar opciones alternativas de transporte con menor consumo global para el conjunto de personas empleadas (uso compartido de vehículos, transporte público, teletrabajo), etc.. La sostenibilidad consiste, en última instancia, en hacer un uso más eficiente de los recursos, y reducir los consumos de explotación no sólo es bueno para la Tierra ; también es un buen negocio. Si se adopta una posición estratégica acerca de cómo hacerlo, los negocios pueden ahorrar dinero mediante prácticas sostenibles.

2.- Subestimar la capacidad de los clientes para distinguir la verdadera sostenibilidad.

La mayor queja sobre las empresas que intentan avanzar en la adopción de prácticas sostenibles es cuando se subestiman las habilidades de pensamiento crítico de los clientes y su capacidad para distinguir prácticas consistentes. El hecho de que un nuevo producto se presente en envases de color verde o use los términos “eco-” u “orgánico”, en si mismo no significa que sea ambientalmente responsable, y los clientes suelen saberlo. Seguramente leerán las etiquetas, harán preguntas acerca de los materiales y usarán Internet para comparar su producto con los competidores. Si no existe nada sustancial ambientalmente responsable que decir, no compensa molestarse en maquillarlo de verde.

3.- Suponer que un envase de color beige, el uso del término “ecológico” y/o un logotipo de hoja verde es todo lo que se necesita.

Como ya se ha tratado en el punto 2 los gestos “verde” simbólicos ya no son suficientes. Todas las empresas, desde las que están realmente comprometidas ambientalmente hasta aquellas que sólo pretender lavar su imagen, con algún objetivo ambiental, emplean logotipos de hoja verde y envases de color beige. Ahora hay como una avalancha de este simbolismo vacío que se está convirtiendo en banal y sin sentido. Una mejor decisión empresarial es diferenciar la empresa con una identidad de marca única, y tomarse el tiempo necesario para transmitir la misión y las credenciales ambientalmente responsables a los clientes con las etiquetas, envases y marketing estratégico que correspondan.

4.- Sobreestimar el tiempo de los clientes y su capacidad de atención.

El polo opuesto a los errores anteriores es sobreestimar cuánto tiempo y energía deben destinar los clientes a investigar y entender las ofertas verdes. Los clientes no son tontos, pero también tienen vida y no tienen el tiempo y energía necesarios para pasar horas analizando la huella de carbono y el ciclo de vida de los productos de una empresa. Si no se explican activamente al mercado las iniciativas legítimas de sostenibilidad adoptadas, nadie va a saber de ellas.  No hay que asumir que porque la empresa está haciendo lo correcto, las clientes vayan a saberlo de forma natural. Es necesario informar a los consumidores y comunicar al mercado las iniciativas emprendidas (por supuesto, de forma meditada y coherente).

5.- Pensar que a menos que se consiga un indiscutible 100% de sostenibilidad, no se debe llamar la atención sobre las iniciativas sostenibles de la empresa.

Se trata de un problema cada vez más frecuente en el mercado, a medida que las reacciones de los clientes a intentos de lavado de la imagen ecológica se vuelven más desenfrenadas. Muchas empresas que tienen productos legítimamente ecológicos y fabricación con prácticas responsables, tienen ahora miedo de llamar la atención sobre si mismos por miedo a ser acusados de estrategias de maquillaje sostenible (greenwasher). Lo que estas empresas tienen que entender es que los beneficios superan a los riesgos. Ahora que cualquiera puede publicar cualquier cosa en línea, siempre habrá personas críticas con demasiado tiempo libre, que podrían atacar a la empresa. Sin embargo, si las políticas de sostenibilidad son sólidas, y existe una auténtica transparencia informativa -detallando en la red objetivos de sostenibilidad, políticas y desafíos- los seguidores se unirán y permitirán neutralizar los ataques de los trolls de Internet con facilidad, consiguiendo que la compañía siga funcionando normalmente. Sólo ha de tenerse cuidado de ser totalmente transparente y no hacer afirmaciones falsas acerca del producto, ya que esto si que realmente podría poner en peligro la buena voluntad de los consumidores, y éstos podrían volver a una posición belicista acusadora.

Extraído de: 5 mistakes businesses make trying to go green.

Ánimo, hay mucho trabajo por hacer.

Ejemplos de beneficios conseguidos con iniciativas de sostenibilidad

26/01/2011 en 6:38 am | Publicado en Innovación, Management, Negocios | 1 Comentario
Etiquetas: , , , , , , , ,

Una investigación realizada por KPMG en colaboración con The Economist (Corporate Sustainability) examina el impacto de la sostenibilidad en las prácticas y procesos de negocio, los factores que impulsan la sostenibilidad, cómo las compañías están informando sobre este tema y que demandan las empresas del gobierno.

El informe, llevado a cabo mediante una encuesta a 378 ejecutivos complementada con otros instrumentos cualitativos de investigación, termina exponiendo algunos ejemplos de cómo las empresas están obteniendo beneficios de sus acciones y estrategias de sostenibilidad:

Reducción del riesgo
“Hemos implementado una auditoría del código de conducta de nuestros proveedores para asegurar que todos ellos cumplen ciertos requisitos mínimos determinados con respecto al medio ambiente, la seguridad y el trato a los empleados. Esto ha servido para mitigar el riesgo y proteger a nuestra empresa.”

Acceso a nuevos mercados
“Los embalajes de los proveedores y los subproductos del proceso de producción que antes se desechaban, ahora se reciclan o venden. Esto ha reducido costes y permitido la creación de nuevas fuentes de ingresos corrientes.”

Reducción de costes
“Los ahorros de combustible y CO2 conducen directamente a menores costes y menores gravámetes a las operaciones dentro de la industria. También permite mejores relaciones públicas y mejor imagen.”
“Las acciones para reducir la huella de carbono en un siete por ciento, buscando procesos, proveedores y materias primas más respetuosos con el medio ambiente, se han traducido en 250.000 $ de ahorro.”

Nuevos productos y servicios
“Expandir nuestra gama de productos por ser los primeros en aplicar la certificación FSC de productos de caucho (productos forestales no madereros), así como la aplicación de normas de comercio justo: nueva visibilidad, nuevos clientes.”
“Hemos trabajado con un OEM para desarrollar un teléfono hecho en gran medida a partir de productos reciclados de maíz. Esta fue una primicia en la industria que atrajo a un nuevo suscriptor.”

Mejores relaciones con proveedores y clientes
“Puesto que la auditoría de sostenibilidad se ha convertido en un requisito indispensable en nuestro sector empresarial, lo hemos tenido en cuenta durante los dos últimos años. Esto ha requerido construir relaciones más estrechas con nuestros proveedores y clientes, que tienen beneficios sinérgicos en términos de eficiencia, rentabilidad y competitividad.”
“Somos un distribuidor de papel para que el que el FSC (Forest Stewardship Consejo) y otras normas ambientales son importantes para nuestros clientes finales. Ofrecemos como servicios de valor añadido tanto el cumplimiento como consultoría sobre el mismo.”

Negocios más éticos
“Desarrollar una nueva línea de productos de algodón orgánico, entrenar y contratar más empleados, mayores ganancias, adquisición de bienes inmuebles, expansión y crecimiento. Hemos mejorado las condiciones y el nivel de vida de más de 30 mujeres que habían sido forzadas a través de las redes de personas para trabajar en la esclavitud sexual. Ahora son libres y tienen una nueva vida con salarios justos, plan de pensiones, asistencia sanitaria, cuidado de niños y clases de alfabetización.”

Mayor conciencia de los inversores
“Mayor posicionamiento en el índice de sostenibilidad y mejora de la promesa de la marca acerca de crecimiento sostenible tanto para los clientes como para los inversionistas.”

Eficiencia de los recursos
“Los objetivos de reducción del consumo de agua ayudaron a la empresa a continuar las operaciones durante un período de relativa escasez de agua.”
“Se mantuvo estable el consumo de energía a pesar de duplicar en la última década nuestra principal línea.”
 “Los esfuerzos para reducir el uso de ácidos en el proceso de producción llevaron al desarrollo de una nueva línea de montaje. Ventajas clave: tiempo de producción, reducción de las emisiones de CO2, reducción de costes.”

Empleados más satisfechos
“La adopción de prácticas de negocio sostenibles ha sido un factor que contribuye a mejorar los niveles de compromiso de los empleados, y ha sido un factor de atracción para nuevos empleados.”

Ánimo, hay mucho trabajo por hacer.

Conceptos para la innovación radical

16/03/2010 en 6:00 am | Publicado en Innovación, Management | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

 

“Más por menos para más” (M4L4M). Parece un poco rebuscado; sin embargo se trata de un nemotécnico sencillo para una tendencia de consumo que, irreversiblemente, va a estar presente en los negocios en los próximos años. Se trata de ofrecer más valor a los clientes, reduciendo al mismo tiempo el coste, pero entregando ese valor a un mayor número de personas. Es decir, combinar técnicas de reducción de costes, ya comentadas en “Más por menos”; ha llegado para quedarse , con la extensión a un mayor número de personas de los productos así obtenidos, para obtener beneficios de las economías de escala y aprendizaje . 

No se trata de ninguna novedad. Es, por ejemplo, el modelo elegido por Zara , en el cual a la excelencia en diseño y fabricación para obtener el mejor coste posible, se une una fuerte red comercial para acercar sus productos a un considerable número de personas.

Es, también, el modelo que va a seguir el subsector del automóvil con mayor crecimiento previsto para los próximos años: los automóviles de bajo precio, cuyo destino de comercialización será tanto en países desarrollados como en vía de desarrollo. Fuente: Los vehículos “low cost” serán las grandes estrellas del futuro .

¿Por qué es “más por menos para más” un concepto disruptivo? “Más por más”, el actual enfoque adoptado por las empresas occidentales, carga a los clientes una fuerte prima por productos sobrediseñados. “Menos por más” es la estrategia de bajo coste de China; crear productos básicos de menor coste y manufacturarlos a gran escala para los mercados mundiales. A diferencia de estos dos enfoques, M4L4M ofrece a las empresas una nueva manera de conciliar múltiples requisitos financieros aparentemente contradictorios: ofrecer más valor a los clientes y al mismo tiempo reducir el coste y entregar ese valor a un mayor número de personas. Fuente: More for Less for More: How to Disrupt in the Age of Scarcity .

Ánimo, hay mucho trabajo por hacer.

Tendencias relevantes en los negocios en la etapa post crisis

30/07/2009 en 8:41 am | Publicado en Management, Negocios | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

En el número de Julio-Agosto de 2009 de la Harvard Business Review se publica un interesante artículo de Eric Beinhocker y Elizabeth Stephenson, importantes consultores de Mckinsey, titulado The 10 trends you have to watch , sobre el que, aún no siendo de acceso público, van publicando en el blog cada una de las diez tendencias, abriendo, así, debates individualizados, que se pueden seguir en sus correspondientes enlaces.

Las diez tendencias que se debaten son:

  1. Los recursos naturales bajo sensación de tensión.

  2. Críticas a la globalización .

  3. Se agota la confianza en los negocios.

  4. Roles más importantes para el gobierno.

  5. La gestión de empresas vista como una ciencia.

  6. Cambios en los modelos de consumo.

  7. Crecimiento asiático .

  8. Cambios estructurales en los sectores económicos .

  9. La innovación en marcha.

  10. La estabilidad de los precios en cuestión.

Ánimo, hay mucho trabajo por hacer.

Innovación energética y ambiental: edificios sin consumo de energía

27/07/2009 en 9:11 am | Publicado en Innovación | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , ,

General Electric ha anunciado que es posible construir casas que produzcan la misma energía que consumen, y que la tecnología para conseguirlo sólo añadirá un 10 por ciento al precio de la casa. La declaración fue parte de un simposio sobre la red eléctrica inteligente celebrada en General Electric Global Research, en Niskayuna, New York . La compañía anunció planes para una “casa de energía neta cero”; proyecto que incorporará algunas de las tecnologías de General Electric para generación y almacenamiento de energía, así como una gestión eficiente de las mismas, incluyendo paneles solares y aparatos inteligentes, todo ello disponible para el año 2015. La casa todavía tendrá que estar conectada a la red, vendiendo el exceso energía solar cuando esté disponible y comprando generación eléctrica de la red cuando sea necesario.

La figura siguiente muestra la disposición de algunas de estas tecnologías en una vivienda residencial tipo:

Fuente: Tecnology Review. Massachusetts Institute of Tecnology .

Poco a poco, sectores en los que la innovación era escasa o, de producirse se realizaban siempre en el producto, van incorporando nuevas ideas y propuestas de valor para el consumidor, el gran olvidado en los departamentos de desarrollo de nuevos negocios. De esta manera, así como la tecnología anunciada por General Electric puede transformar la manera en cómo se construyen y comercializan viviendas, también se anuncian cambios radicales en otro de los sectores que han provocado el espectacular crecimiento económico del siglo XX: la construcción y comercialización de automóviles.

Así, según Paul Nieuwenhuis, director del Centre for Automotive Industry Research at Cardiff University in Wales en Insead Knowledge : A roadmap to sustainable transport .

El actual modelo de negocio de la industria del automóvil es “disparar y olvidarse”: ponerlo en el mercado y luego olvidarse de él. Pero la mayor parte del valor corriente en la vida de un coche es posterior a la venta, que es donde radican la mayoría de las oportunidades de negocio. Y así es exactamente cómo se debe cambiar la propuesta empresarial del sector de automoción, haciendo hincapié en en la cadena de valor, en lugar de únicamente en la visión exclusiva del fabricante”.

Ánimo, hay mucho trabajo por hacer.

Hábitos de consumo durante las crisis

28/12/2008 en 9:17 pm | Publicado en Innovación, Management, Negocios | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , , ,

De todos es sabido que las crisis representan amenazas, pero también oportunidades. Tampoco se añade nada nuevo al afirmar que el consumo se desplaza hacia los bienes/servicios más cercanos a las necesidades reales, minimizando el que se realiza en bienes/servicios de lujo, suntuarios o prescindibles.

Todo esto nos lo recuerda y sistematiza Mckinsey en un gráfico en el cual, sobre las dos últimas crisis económicas, se puede observar en qué tipo de gastos se incrementa el consumo y en cuáles se reduce: https://www.mckinseyquarterly.com/newsletters/chartfocus/2008_12.htm

Llama poderosamente la atención el incremento del gasto en formación, en lectura y en seguros; señales inequívocas del comportamiento del consumidor ante un entorno económico en el que no confía.

También desde harvard nos llega una advertencia similar: “En los días oscuros de octubre y noviembre, los consumidores fluyeron a tiendas de descuento como Wal-Mart y McDonald. Los innovadores tienen que aprender a querer el negocio del “low-cost”, puesto que cada vez existen más consumidores conscientes y competidores hambrientos en estos segmentos de bajo coste. Esto no necesariamente significa que las empresas tengan que reducir precios. Más bien que entiendan cómo entregar el valor que demandan los consumidores en segmentos de bajo coste”: Innovating in the Great Disruption

NOTA: para que los enlaces funcionen es necesario ser usuario registrado de la web de The Mckinsey Quarterly. El acceso a los artículos referenciados es gratuito.

Get a free blog at WordPress.com | Theme: Pool by Borja Fernandez.
Entries y comentarios feeds.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 58 seguidores