El futuro de la “industria educativa”, según Global Trends

07/05/2014 en 6:50 am | Publicado en Actividades docentes, Empleabilidad, Negocios | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , , , , , ,

Old_library_2,_University_of_Salamanca

No lo he escrito yo, pero podría haberlo hecho perfectamente. De hecho, mi entrada: ¿Es inevitable un cambio disruptivo en nuestras universidades? es anterior a la publicación de Global Trends. En todo caso, me alegro de compartir opiniones con fuentes tan relevantes:

Textos extraídos de: GT BRIEFING MAY 2014: PREPARING FOR A NEW GENERATION OF LEARNERS AND WORKERS

“La educación es una necesidad básica. El desarrollo económico y social depende de ello; la capacidad de las personas para que alcancen su máximo potencial depende de ello; el éxito del negocio depende de ello. Sin embargo, mientras que los gobiernos, empresas, organizaciones no gubernamentales y otras instituciones privadas desempeñan un papel muy importante en la educación de nuestra mano de obra actual y futura, las instituciones educativas siguen siendo la piedra angular del conocimiento y la innovación.”

“Educar a los futuros trabajadores y desarrollar las habilidades que va a necesitar la fuerza de trabajo actual a futuro, es una tarea enorme, que requiere algo más que cambiar las instituciones educativas. La pregunta es: quién debería ser el responsable de hacerlo?. Al igual que en muchos sectores y mercados, una organización aislada es poco probable que sea capaz de ofrecer la solución completa. Esto significa que, además de la universidad y de las propias instituciones educativas, hay una serie de otras organizaciones que necesitan repensar su papel en el desarrollo de las habilidades del futuro, incluidos gobiernos, entidades sin ánimo de lucro, empresas y otras instituciones privadas.”

“Hay cada vez más críticas a muchos sistemas educativos e instituciones de todo el mundo, a medida que el desempleo juvenil alcanza niveles críticos en muchos países y las empresas protestan acerca de que las nuevas generaciones que acceden al mercado de trabajo no cuentan con los conocimientos adecuados. De hecho, algunos líderes sugieren que grupos enteros de jóvenes no son empleables, debido a que los sistemas educativos de todo el mundo no invierten en la puesta al día de la educación y sus estudiantes.”

La imagen de cabecera está tomada en la Biblioteca Antigua de la Universidad de Salamanca y está disponible en Wikipedia.

Ánimo, hay mucho trabajo por hacer.

¿Es inevitable un cambio disruptivo en nuestras universidades?

06/05/2014 en 6:14 am | Publicado en Actividades docentes, Empleabilidad, Innovación | 1 Comentario
Etiquetas: , , , , , , , ,

Arbol de la Ciencia Santiago de Compostela 53294
Arbol de la CienciaMinube.com

Un informe de Ernst & Young Australia: University of the future, predice transformaciones significativas durante la próxima década en las instituciones de enseñanza superior en Australia, basándose en la coexistencia de una serie de factores impulsores del cambio. Sin embargo, en el propio estudio se recoge que la opinion mayoritaria de los responsables de las universidades públicas australianas es que sus modelos de negocio continuarán siendo muy similares a los actuales, utilizando como argumento que “las universidades no han cambiado mucho en los últimos mil años”.

Los factores impulsores del cambio identificados en el estudio para Australia, no difieren, en gran medida, de la situación española:

  1. Democratización del conocimiento y del acceso al mismo.
    • Disponibilidad masiva de contenidos en Internet.
    • Expansión del acceso a la educación superior.
    • Creciente participación de los mercados emergentes.
  2. Competencia en los mercados y en el acceso a las fuentes de financiación.
    • Fuerte competencia en los mercados de estudiantes nacionales e internacionales.
    • Desafíos para la financiación pública.
    • Competencia para el acceso a fuentes de financiación atípicas.
  3. Tecnologías digitales.
    • La universidad en los dispositivos móviles: MOOC´s y crecimento de la formación online.
    • Empleo de las tecnologías móviles digitales en los campus universitarios.
    • Metodologías de aprendizaje combinadas online-presencia.
  4. Mobilidad global.
    • Los mercados emergentes representan una competencia creciente en los mercados de estudiantes internacionales.
    • Incremento de la procedencia de talento académico de los países emergentes.
    • Aparición de marcas universitarias potentes y globales.
  5. Integración con otros sectores económicos.
    • Los sectores económicos como competencia de las universidades en la provisión de contenidos y en la certificación de habilidades.
    • Partenariados para investigación y comercialización.
    • Creciente amplitud y profundidad del aprendizaje orientado a determinados sectores económicos.

Como se puede observar, la cuestión es más profunda que un mero cambio en el soporte tecnológico de los contenidos. Se trata de importantes señales que indican que las tecnologías y los cambios sociales que se están produciendo, pueden variar drásticamente las reglas del juego de un sector que ha vivido, tradicionalmente, al amparo de los presupuestos públicos y anclado en el inmovilismo.

Hasta el momento actual, los responsables universitarios españoles no se han preocupado demasiado de conocer las demandas e inquietudes de sus alumnos, ni las expectativas de la sociedad en la que operan, confiados en que la provisión de “conocimiento” sería suficiente para alcanzar un equilibrio razonable en la cobertura de dichas expectativas.

Sin embargo, esta confianza puede empezar a estar errada de base. Por ejemplo, un estudio de Mckinsey, (ya adaptado al caso español, puesto que incluye encuestas a cerca de 9.000 personas: jóvenes, empleadores y educadores en 8 de los principales países europeos, entre ellos España), pone de manifiesto la importante diferencia de percepciones entre los distintos colectivos legítimamente interesados en la educación: mientras un 74% de los educadores piensan que sus graduados están preparados para el trabajo, sólo un 38% de los jóvenes estudiantes y un 35% de los empleadores opinan lo mismo. Al mismo tiempo, menos del 25% de los estudiantes han recibido información suficiente sobre estudios de posgrado y carreras profesionales para orientar sus decisiones académicas.

Algo no está funcionando correctamente, cuando existe tanta divergencia de opiniones, pero el caso es que nadie parece dispuesto a abordar el problema. La propuesta de Mckinsey en el estudio citado: la creación de la figura de un “integrador del sistema” no es ninguna tontería y no debería caer en saco roto, pero, claro, ¿quién lo va a pagar?.

Te invito a aportar tu opinión. El tema, sin duda, lo merece.

Ánimo, hay mucho trabajo por hacer.

 

 

Evolución del concepto empresarial de sostenibilidad

05/05/2014 en 6:52 am | Publicado en Emprendedores, Management, Negocios, Sostenibilidad y medio ambiente | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Sostenibilidad

“La evolución de la sostenibilidad corporativa dentro de las empresas ha ido cambiado desde consideraciones secundarias, a formar parte de los temas principales de debate. Las primeras conversaciones se centraron en el cumplimiento de los mandatos normativos, luego en “hacerlo bien (desde el punto de vista financiero) haciendo el bien (desde el punto de vista de la sociedad y los clientes)”, alineando medidas de ahorro de costes con beneficios intagibles derivados de la reputación,  y más recientemente, con la creación de valor vía innovación sostenible.

Pero, de forma creciente, la conversación sobre sostenibilidad se desplaza en un número creciente de empresas a otro ámbito: la reducción y mitigación de riesgos. Se refleja así el hecho de los cambios en el medio ambiente, la sociedad y el mercado afectarán a cualquier cosa, desde los precios de las materias primas, a la escasez de recursos naturales y a las epidemias, todo lo cual puede afectar a la continuidad del negocio, al derecho de operar y a la reputación empresarial.

Esta complejidad de los problemas relacionados con la sostenibilidad corporativa, sobre todo cuando se ven a través de la lente de gestión de riesgos, ha llevado a las empresas a comprender que la sostenibilidad tiene que estar más estrechamente integrada en toda la organización: en finanzas, operaciones, compras, instalaciones, recursos humanos, cadena de suministro, logística, relaciones con los inversores, marketing y comunicación, etc. El resultado ha sido que el ámbito de alcance dentro de las empresas es más general, incluso sistémico, abarcando mucho más allá del alcance de un solo departamento o función de negocios.”

Extraído del informe de Ernst & Young: Six growing trends in corporate sustainability.

Ánimo, hay mucho trabajo por hacer.

Imagen disponible en Wikimedia Commons.

Six growing trends in corporate sustainability

Estudiar compensa, …, y seguirá compensando

28/04/2014 en 7:57 pm | Publicado en Empleabilidad, Negocios | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , , , ,

DesempleoYNivelDeFormacion

Fuente: Educainee. Panorama de la Educación. Indicadores de la OCDE 2013

Una de las consecuencias menos comentadas del boom inmobiliario vivido en España en los años previos a la crisis, han sido las circunstancias personales que rodean a muchas de las personas que han perdido sus puestos de trabajo en la construcción. Muchas de ellas, hoy se arrepienten de haber abandonado sus estudios, atraídas, en parte, por las atractivas remuneraciones que estaba, en ese momento, ofreciendo el sector, por los escasos requisitos de cualificación que se demandaban y por la falsa, pero extendida creencia de que “estudiar no compensa”.

Nada más lejos de la realidad; en este sentido las estadísticas son persistentemente claras: un mayor nivel de formación significa una mayor tasa de ocupación y una menor tasa de desempleo, incluso en una época de dificultades económicas como la actual. Por ejemplo, en España, la tasa de desempleo de los individuos con estudios superiores ha aumentado en el periodo 2008-2011 (en 5,8 puntos porcentuales), mientras que la tasa de los individuos con niveles educativos inferiores se ha incrementado en 13,2 puntos (Fuente: Educainee. Panorama de la Educación. Indicadores de la OCDE 2013).

Mas aún, a mayor educación se corresponden mayores retribuciones. Según el diario Expansión (Cuánto puedes ganar si estudias un máster), los jóvenes que realizan un programa de posgrado pueden aspirar a un 40% de sueldo más que aquellos que no poseen esta formación. Sin embargo, como bien indican algunos de los responsables de recursos humanos, cuya opinión se refleja en el artículo anteriormente enlazado, la cuestión no es solamente estudiar un máster, sino aplicar las enseñanzas recibidas en el mismo a las situaciones reales que se producen en el trabajo. Interesa, por tanto, realizar aquellos estudios que mayores y mejores posibilidades de prácticas y experimentación puedan ofrecer.

Uno de los estudios que, tradicionalmente, han sido más valorados por su versatilidad, practicidad y amplitud de conocimientos han sido los MBA (Master in Business Administration). Cabría pensar que, debido a la crisis, han podido perder su valor; sin embargo, esto no es cierto: en un artículo recientemente publicado, “An MBA Holds its Perceived Value, Even in Lean Times”, se comenta un exhaustivo estudio a nivel mundial, con una encuesta a cerca de 21.000 ex-estudiantes de MBA, el cual indica que éstos perciben positivamente sus estudios, aún cuando los hubiesen obtenido en períodos de crisis. Concretamente, más de los 80% de las personas encuestadas considera que el MBA fue esencial para su empleo. Gran parte de esta utilidad viene producida por el hecho, también destacado en el artículo, que los empleadores valoran positivamente las capacidades que aportan los graduados de las escuelas de negocios cuando los incorporan a sus empresas.

En España se pueden cursar este tipo de estudios, incluso de forma online, como los que ofrece la Escuela de Negocios de la Universidad Internacional de La Rioja.

Ánimo, hay mucho trabajo por hacer.

 

 

Tendencias en los estudios universitarios

24/04/2014 en 9:06 pm | Publicado en Actividades docentes, Empleabilidad | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , , , , , ,

ArzobispoFonseca

Parece un contrasentido que, al mismo tiempo, que numerosos estudios y opiniones constatan el argumento de que la educación es una de las principales acciones de refuerzo de la empleabilidad y de que, sin duda, estudiar compensa, estemos viviendo momentos en los que las instituciones de enseñanza superior atraviesan momentos delicados.

No es un problema nuevo, ni siquiera el caso español es único; en EE.UU. se lleva varios años hablando de la “burbuja universitaria”, un término acuñado a semejanza de la burbuja inmobiliaria, y que viene a significar que los precios de las matrículas alcanzaron cifras que no se correspondían con su valor real y que ha llevado a los estudiantes a no poder pagar sus créditos para estudios, puesto que los ingresos obtenidos en sus carreras profesionales no se correspondían con las expectativas depositadas en sus estudios al inicio de éstos.

Sin embargo, la realidad no es tan sencilla como en ocasiones la queremos simplificar. Y es que la cuestión relevante para la empleabilidad (y, consecuentemente, para las retribuciones que se pueden obtener) no es solamente estudiar y obtener un título, sino aplicar las enseñanzas recibidas en el mismo a las situaciones reales que se producen en el trabajo. Interesa, por tanto, realizar aquellos estudios que mayores y mejores posibilidades de prácticas y experimentación puedan ofrecer.

No es una decisión fácil para los jóvenes estudiantes de bachillerato o secundaria, puesto que no siempre cuentan con la información precisa (ni, probablemente, con la experiencia necesaria) para evaluar sus mejores opciones. En el siguiente artículo de FastCompany:  5 Bold Predictions For The Future Of Higher Education, se enumeran varias tendencias relevantes que, si bien están inspiradas en el sistema universitario norteamericano, conviene analizar cuidadosamente, puesto que en un futuro no demasiado lejano se convertirán en requisitos obligados para las instituciones universitarias que, sosteniblemente, puedan sobrevivir:

  1. Los curriculums académicos serán cada vez más multidisciplinares.
  2. Las universidades deberán ofertar un mix entre enseñanza tradicional y online.
  3. La captación y retención de estudiantes será más importante que nunca.
  4. Las universidades deberán invertir en tecnología.
  5. Las universidades deberán estudiar nuevos modelos de financiación basados en el rendimiento de sus alumnos.

Ánimo, hay mucho trabajo por hacer.

La imagen compartida bajo licencia Creative Commons en Flickr por Contando Estrelas, es la estatua del Arzobispo Alfonso de Fonseca y Acebedo, fundador de la Universidad de Santiago, que figura en el Colegio Mayor de Fonseca, edificio que fue la primera sede de la Universidad.

Tendencias en el mercado laboral español

16/04/2014 en 8:08 am | Publicado en Empleabilidad | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , , , ,

EstrategiaEspañolaEmpleo

La Estrategia Española de Empleo 2012-2014 es un documento marco de planificación que debería servir de base para la coordinación y ejecución de las políticas activas de empleo en el conjunto del Estado español.

En si misma, es un documento muy bien elaborado, que parte de un análisis de las tendencias más relevantes que se observan en el mercado laboral español para determinar, así, las políticas activas de empleo a adoptar para conseguir una mejor adaptación a estas tendencias. Ya se sabe, sin embargo, de la enorme dificultad que supone, en España, cambiar estas políticas, puesto que de ellas depende la estabilidad financiera de muchas de las instituciones consideradas como agentes sociales.

Las principales tendencias que el informe identifica son:

  1. “Una tendencia al envejecimiento de la población que provocará una salida progresiva de personas del mercado de trabajo. Ello producirá una demanda de sustitución, aún a pesar del retraso de la edad de jubilación, compensando sólo parcialmente el volumen de salidas.
  2. Una importante dinámica de cambio sectorial y ocupacional por los impactos diferenciales de la crisis en sectores y ocupaciones y su diferente posición en el proceso de recuperación económica. Esta tendencia requerirá importantes procesos de recualificación y recolocación de la población en el mercado de trabajo. La dirección de estos cambios seguirá reforzando los flujos desde los sectores de la construcción e industriales hacia los sectores de servicios, especialmente los de mercado.
  3. Una tendencia a mayores requerimientos de cualificación, tanto para cubrir los empleos de nueva creación como para los de sustitución, y ya sea en niveles elevados de cualificación como en niveles medios o bajos. Ello se deberá a la incorporación de nuevas tecnologías y la mayor complejidad de una economía más competitiva.
  4. Unas desiguales oportunidades en el mercado de trabajo en función del nivel de formación de la población, constatándose mayores oportunidades de acceso y mantenimiento del empleo en la medida en la que se disponga de mayores niveles educativos.
  5. El incremento de la demanda de formación profesional inicial, vistas las dificultades de acceso al mercado de trabajo y evidenciadas las mejores oportunidades de inserción laboral de los graduados en ciclos formativos, entre otros factores.
  6. La coexistencia de elevadas tasas de paro con escasez de oferta de mano de obra cualificada en algunos sectores u ocupaciones emergentes, con elevados niveles de innovación, para las cuales el mercado no habrá generado aún las competencias profesionales necesarias.
  7. El aumento del volumen de personas con dificultades de inserción laboral por su baja empleabilidad, dadas las nuevas condiciones del mercado de trabajo. Esta tendencia es especialmente evidente en el colectivo de personas en situación de desempleo de larga duración.
  8. La persistencia de desequilibrios internos significativos en el mercado de trabajo español en términos territoriales, que se ven agravados por una baja propensión a la movilidad laboral interna y por la segmentación del mercado de trabajo, así como por la escasa información acerca de la distribución espacial de las oportunidades de empleo. Ello se traduce en un impacto diferencial de la crisis y del desempleo según comunidades autónomas. A modo de ejemplo, las tasas de empleo autonómicas oscilan entre un 39,42% (la más baja) y un 54,42% (la más elevada), mientras que las tasas de paro oscilan entre el 11,63% y el 29,76%.
  9. La persistencia, asimismo, de desequilibrios por razón de género u otra circunstancia personal y/o social, tanto en lo que atañe al acceso al mercado de trabajo como al mantenimiento del empleo y a las condiciones de desempeño y de progresión profesional de hombres y mujeres.
  10. Una persistencia similar de las barreras de acceso y participación en el mercado de trabajo para los colectivos con especiales dificultades, entre los que destaca la situación de las personas con discapacidad y las personas en riesgo de exclusión social. A pesar de los avances logrados en la esfera normativa y laboral, y de los incentivos diseñados para promover el acceso de estos colectivos al mercado de trabajo, y su estabilidad en el empleo (ya sea en el mercado protegido u ordinario), son muchos todavía los obstáculos que hay que salvar en este sentido.”

En definitiva, el informe prevé: “El conjunto de estas tendencias, configura una década de fuertes cambios y transformaciones, que sin embargo ofrecerá amplias oportunidades de empleo, especialmente para quienes dispongan de niveles medios y elevados de formación y una correcta especialización de cualificaciones acorde con la evolución de la demanda de competencias del sistema productivo.”

La financiación de los autónomos

24/10/2013 en 8:57 pm | Publicado en Emprendedores | Deja un comentario
Etiquetas: , , , ,


financiación_bancaria

La crisis financiera, que afecta a todas las empresas, lo hace, en mayor medida, si cabe, a las empresas nacientes; a los negocios y actividades económicas creados por las personas emprendedoras.

Según el informe GEM 2012, un 70% de los emprendedores necesita fondos ajenos para poner en marcha su iniciativa. Esta cifra ha crecido aproximadamente 20 puntos porcentuales desde el año 2008, el año de inicio de la recesión, y sigue poniendo de manifiesto la importancia de la existencia y accesibilidad de la financiación bancaria en la creación de empresas. Es cierto que existen otras alternativas, como los inversores informales y los “business angels”, o las inversiones en capital semilla de las entidades gestoras de fondos de capital riesgo, pero no es menos cierto que estas alternativas sólo suelen invertir en iniciativas con elevadas expectativas de rentabilidad, dejando de lado a los denominados emprendedores por necesidad, es decir, aquellas personas que se deciden a trabajar por cuenta propia sólo ante la ausencia de oportunidades por cuenta ajena.

Para estas personas emprendedoras, muchas de las cuales adoptan la figura jurídica de autónomo dependiente, resulta de vital importancia la existencia de lo que se denomina líneas de financiación preferente, es decir, convenios específicos entre entidades públicas y entidades bancarias, para extender el ámbito de actuación de determinados productos financieros.  Para el caso que nos ocupa resulta aplicable, por ejemplo, la Línea Ico Empresas y Emprendedores 2013, que financia inversiones en activos fijos productivos dentro del territorio nacional y gastos de circulante, éstos últimos hasta un 50% de la financiación total, y a la que pueden concurrir tanto autónomos como empresas. No obstante, pese a estos esfuerzos, el citado informe GEM 2012, identifica la falta de acceso a la financiación como la principal barrera al emprendimiento en España.

Imagen obtenida de Wikipedia, bajo licencia Creative Commons.

¿Por qué aumenta el trabajo autónomo?

24/10/2013 en 8:10 pm | Publicado en Emprendedores | 1 Comentario
Etiquetas: , , , , ,

Vendedor_de_Palomitas_de_Maiz

Una de las consecuencias más importantes de la crisis es que ha aumentado el número de personas que quieren, o al menos están dispuestas a, trabajar por su cuenta. Según el informe GEM 2012, una cuarta parte de las personas que se decide a emprender en España, lo hace motivadas por la necesidad y el alto nivel de desempleo de nuestro país. El mismo informe también detecta un fuerte aumento de la tasa de emprendimiento por necesidad entre los años 2009 a 2011, tendencia que, estadísticamente, se mantiene en el año 2012.

Estas personas llegan, en algunos casos, a esta conclusión ante la falta de expectativas para conseguir un empleo por cuenta ajena; también para aprovechar su experiencia profesional ofreciéndose como profesional libre y, en otras ocasiones, obligadas por la situación del mercado laboral.

Para estos últimos casos, la legislación española prevé la figura del autónomo dependiente, a medio camino entre el trabajador autónomo por cuenta propia y el trabajador contratado laboralmente por cuenta ajena. Esta figura, que presenta varias ventajas para los trabajadores, también tiene importantes inconvenientes, entre ellos, la limitación de que un mínimo del 75% de los ingresos debe proceder de un único cliente. De esta limitación viene la denominación autónomo dependiente, puesto que se considera que el autónomo tiene su actividad económica fuertemente ligada a la de su cliente principal.

Sin embargo, según un estudio realizado recientemente por InfoJobs, más de la mitad de los profesionales libres encuestados (51%) aseguran haber trabajado o trabajar como autónomo dependiente aunque en general no creen que este tipo de relación les aporte beneficios. Consideran que no es una buena opción para ellos, por la precariedad en comparación con los empleados contratados, porque tiene que asumir cargas que deberían asumir la empresa y porque la exclusividad les impide asumir nuevos proyectos.

Imagen obtenida de Wikipedia, bajo licencia Creative Commons.

Innovación en las empresas de alto rendimiento

03/07/2013 en 6:16 am | Publicado en Innovación, Management, Negocios | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , , , , , , , , ,

DirectricesParaPensamientosInnovadoresIBM ha realizado un estudio sobre los desencadenantes actuales de la innovación, denominado Insatiable Innovation. Con base en un análisis de pasados estudios IBM Global CEO, se han identificado prácticas de innovación en las empresas de los diferentes estudios que superan, consistentemente, al resto de empresas en el rendimiento financiero.

Del estudio se derivan algunas implicaciones claras:

  1. “Las prácticas del pasado no garantizan el éxito futuro: estamos en un entorno dinámico en el que la tecnología, la economía y la sociedad evolucionan rápidamente. Las prácticas del pasado ya no proporcionan resultados o valor aceptables. En un entorno rápidamente cambiante, es fundamental que las organizaciones no sean miopes, es decir, asumir que la innovación exitosa del pasado proporciona un modelo para la innovación exitosa del futuro. Se debe, por el contrario, identificar y aprovechar oportunidades productivas, independientemente de que se trate de nuevos productos, mejoras operativas, mejores experiencia de cliente o modelos de negocio alternativos.
  2. La agilidad se convierte en la recompensa del liderazgo: las nuevas tecnologías hacen más fácil la imitación, la globalización permite que aparezca competencia procedente de cualquier parte del mundo, y la convergencia significa que organizaciones en sectores industrias previamente no relacionados se están convirtiendo en competidores. En este entorno, la capacidad de ser ágil y sensible al rápido cambio originado en múltiples fuentes se convierte en un factor crítico de éxito. Para mantenerse a la vanguardia, la innovación debe ser continua, siempre buscando encontrar y aprovechar las nuevas oportunidades.
  3. La innovación disruptiva de hoy se convierte en el estándar de negocio del mañana: la historia reciente está llena de ejemplos de organizaciones que han identificado oportunidades de innovación, pero que han fallado en explotarlas por temor a canibalizar los negocios existentes. Estas organizaciones priorizan posicionamiento a corto plazo frente a la supervivencia a medio plazo. No debe existir miedo de dar saltos radicales. Deben buscarse oportunidades disruptivas e investigarlas con imparcialidad. Una pregunta ha de estar siempre  latente: ¿Si no lo hago yo, decidirá hacerlo un competidor existente o nuevo?
  4. Los socios amplian el abanico de posibilidades: la naturaleza de la asociación es cambiante; la competencia de hoy puede ser el socio de mañana. Los socios no necesitan ser otras organizaciones o instituciones, puesto que, perfectamente, se pueden encontrar entre comunidades de intereses, individuos, asociaciones de clientes o entidades sin ánimo de lucro. Una asociación exitosa amplía las capacidades de las organizaciones participantes más allá de sus posibilidades individuales, de tal forma que se deben perseguirse conjuntamente oportunidades de otra manera inalcanzables. Se deben identificar intereses comunes e invertir en entornos físicos y virtuales para facilitar la interacción. Una cultura compartida de la cooperación y la confianza es esencial para el éxito mutuo.
  5. La innovación es cosa de todos: debe ser parte integral de la descripción del trabajo de cada persona. Empleados y socios por igual deberían pensar en mejores formas de hacer cosas, nuevas oportunidades para productos y servicios, diferentes estructuras de precios y cambios radicales en mercados y modelos de negocio. Las ideas deben ser fomentadas, capturadas, evaluadas y explotadas si resultan útiles, no importa cuál sea su procedencia. Las conductas generadoras de valor deben ser alentadas y recompensadas. De esta forma, surgirá una cultura de innovación apropiada, creando un motor autosostenible de innovación y éxito.”

Y como conclusión fundamental:

“La innovación está viva y saludable en las organizaciones de mayor rendimiento. Estas organizaciones sobreviven y prosperan en entornos complejos y difíciles gracias a una combinación de innovaciones en productos, operativas y en modelos de negocio. Como quiera que los clientes y los ciudadanos de hoy en día tienen cada vez más poder para exigir ser servidos con inmediatez de acuerdo con sus deseos, aspiraciones y necesidades individuales, el futuro pertenece a las organizaciones que las comprendan y empleen el conocimiento y la tecnología para proporcionar un valor cada vez mayor. La innovación no se parece a lo era en la década de 1950. Pero pocas son las cosas que lo hacen. Ahora, la innovación es más colaborativa, abierta y continua que nunca, y sigue cambiando y evolucionando.”

Imagen compartida bajo licencia Creative Commons por Ross Mayfield.

Ánimo, hay mucho trabajo por hacer.

Margen de mejora en las prácticas organizativas

25/06/2013 en 6:56 am | Publicado en Management, Negocios | Deja un comentario
Etiquetas: , , , , , , ,

colaboraciónImagen libre compartida en: http://elabc.blogspot.com.es/2007/10/comisiones-por-ventas-una-psima-manera.html

Un estudio de la prestigiosa consultora Booz & Company, publicado en Strategy+Business: How ready are you for growth? demuestra la existencia de una fuerte correlación entre el rendimiento financiero y las prácticas organizativas excelentes.

El estudio se basa en cruzar los rendimientos financieros, en particular, la rentabilidad financiera o Total Shareholder Return (TSR), de la muestra de empresas analizadas (cerca de 200 ubicadas en Europa y USA) con la puntuación obtenida por cada una de ellas en un índice de propensión al crecimiento, Fit for Growth Index, compuesto de las puntuaciones obtenidas en una evaluación del desempeño en tres elementos:

  1. Coherencia y claridad estratégica.
  2. Estructura de costes optimizada, pero con inversiones continuas en las capacidades críticas para el éxito.
  3. Apoyo organizativo, con incentivos, capacidades, procesos, …, estrechamente alineados con la estrategia.

Sin embargo, el hecho más sorprendente es que muy pocas empresas, sólo un 6%, consiguen puntúar correctamente en las tres áreas. Es mucho más común (49% de la muestra) que las empresas se “distraigan” en sus planteamientos, siendo capaces de formular una estrategia relativamente clara y coherente, pero con muchas mayores dificultades a la hora de asignar recursos y gestionar sus operaciones de forma consecuente.

Claro que alcanzar una excelencia razonable en las prácticas organizativas requiere de un convencimiento profundo de la alta dirección, pero que debe estar acompañado de una fuerte disciplina en la puesta en práctica de las mismas; no es fácil, ni tan siquiera barato, pero si es rentable, como demuestra este estudio y otros de naturaleza similar.

Ánimo; hay mucho trabajo por hacer.

Página siguiente »

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com. | El tema Pool.
Entries y comentarios feeds.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 56 seguidores